El derrame tóxico de Wayne Co. expone la falta de transparencia del NCDEQ

Espuma hecha de cerdos muertos, desechos de mataderos y carnes caducadas. (NCDEQ)

LEA LA CARTA DE SELC/SOUND RIVERS A NCDEQ AQUI (en ingles).

Un gran derrame de espuma tóxica en una instalación de biogás y una operación industrial porcina del condado de Wayne contaminó el aire, las aguas subterráneas y las aguas superficiales durante semanas este verano, y la agencia estatal encargada de su regulación no notificó el público.

Lea el articulo de la portada en News & Observer aqui.

“Esta instalación tiene un historial claro de descarga ilegal de desechos, y DEQ lo sabía. No tomaron medidas significativas para evitar que ocurriera un gran evento de contaminación y no notificaron adecuadamente al público”, dijo Samantha Krop, Neuse Riverkeeper de Sound Rivers. “Esta es el agua potable de la gente; es el agua en la que nadan; es el agua en la que pescan, y la agencia responsable de protegerla no está haciendo su trabajo. Trabajamos con el Centro de Derecho Ambiental del Sur para enviar una carta a DEQ, solicitando que tomen medidas inmediatas relacionadas con el permiso de esta instalación, la limpieza y la notificación pública de este evento de contaminación. También seguimos preocupados por la capacidad del DEQ para regular adecuadamente esta industria y hacer cumplir las condiciones de los permisos para las instalaciones, con o sin digestores. El programa regulatorio actual ha demostrado una y otra vez su incapacidad para evitar que ocurran estos desastres. En los últimos cinco años, hemos tenido tres derrames importantes no relacionados con fenómenos meteorológicos o huracanes solo en la cuenca del Neuse”.

White Oak Farms/Legacy Biogas ha operado una instalación de recolección de biogás desde 2013 y, aunque tiene un largo historial de violaciones emitidas por el Departamento de Calidad Ambiental de Carolina del Norte, se permitió que la instalación continuara operando. Durante el fin de semana del Día de los Caídos, esa operación continua culminó con la ruptura de la tapa de captura de metano instalada sobre una laguna de desechos porcinos, que cubrió una gran área de la tierra circundante con varios pies de espuma tóxica que penetró el suelo y entró en las aguas superficiales del Pantano Nahunta y emanaciones de amoniaco descritas por un inspector del Departamento de Calidad Ambiental de Carolina del Norte como abrumadoras.

Según la documentación del DEQ, el derrame continuó durante seis semanas y una empresa especializada en desastres ambientales tardó casi dos meses en limpiar la descarga. Durante ese tiempo, DEQ no hizo ningún anuncio público sobre un derrame que creara un riesgo para la salud pública debido a la contaminación del aire, las aguas subterráneas y las aguas superficiales. Esta primavera, los representantes de la industria promocionaban la tecnología de biogás, que utiliza digestores o lagunas cubiertas, como “energía limpia y renovable”, mientras DEQ celebraba audiencias públicas para determinar qué le gustaría a un permiso general de biogás, mientras que el evento mas grande de contaminación en la cuenca el Río Neuse estaba demostrando que esta tecnología puede no ser limpia en absoluto y planteó serias dudas sobre el uso de digestores y pozos abiertos para eliminar los desechos porcinos, el impacto en nuestro medio ambiente y si NCDEQ tiene la experiencia y el conocimiento para regular las instalaciones de biogás.

Hasta cuatro pies de lechada de espuma rodearon el digestor de biogás inflado e inundaron los edificios cercanos. (NCDEQ)

Las instalaciones de biogás autorizadas tapan las lagunas de desechos porcinos para aprovechar el metano y otros gases producidos por la descomposición de los desechos. Sin embargo, según DEQ, esta instalación no tenía cerdos en el lugar.

En cambio, la laguna contenía una mezcla de carnes caducadas en descomposición de las instalaciones de Smithfield Foods, partes y fluidos de cerdo sobrantes de la matanza y cerdos muertos de otras instalaciones cortados en pedazos pequeños. El biogás que se aprovechaba en esta instalación procedía de ese lodo; la espuma, un subproducto de su descomposición.

LEA LA CARTA DE SELC/SOUND RIVERS A NCDEQ AQUI (en ingles).

ANTECEDENTES

El 3 de agosto, durante un vuelo de monitoreo de rutina de la cuenca del río Neuse, la cuidadora del río Neuse, Samantha Krop, sobrevoló la instalación White Oak Farm/Legacy Biogas y observó que se estaba realizando un importante movimiento de tierra cerca de los graneros, la laguna y el digestor anaeróbico (laguna cubierta). Después del vuelo, Sound Rivers se enteró de un derrame significativo en esta instalación al revisar los registros Laserfiche de DEQ. A pesar de que una gran cantidad de desechos porcinos, cerdos muertos y lodos de productos de desecho de alimentos ingresan a las aguas superficiales jurisdiccionales, así como la liberación de gases de una cubierta de laguna rota que representa un riesgo para la salud humana, DEQ no hizo ninguna declaración pública sobre este derrame. , confiando en cambio en una notificación pública desactualizada hecha por la instalación en un periódico local. White Oak Farms ha estado operando como CAFO (operación concentrada de alimentación animal) porcina desde principios de la década de 1990; en octubre de 2013, recibió un permiso de DEQ para cubrir una laguna para generar biogás a partir de desechos porcinos y expandir la instalación en 60 000 animales, una excepción problemática a la moratoria de instalaciones porcinas que ha estado vigente desde 1997. La instalación tiene un historial de problemas de cumplimiento, y DEQ ha citado a la instalación como no conforme varias veces durante las inspecciones anuales de rutina.

En 2019, la instalación comenzó a agregar desechos fuera del sitio según lo aprobado por la División de Recursos Hídricos. En junio de 2020, la División Veterinaria del Estado del Departamento de Agricultura otorgó a la instalación la aprobación condicional para comenzar a aceptar cerdos muertos (mortalidad generada fuera del sitio) para incorporarlos al sistema de digestión. DEQ emitió una modificación de permiso con fecha 17 de junio de 2020 para el mismo. Los cerdos muertos se agregan a un “pozo de descarga” en el sitio, luego se maceran en pedazos (de menos de 2 pulgadas de tamaño) antes de agregarlos al digestor.

En febrero, los inspectores encontraron heno que cubría aproximadamente 4 pulgadas de espuma en el suelo de la instalación. No se había reportado ningún derrame. (NCDEQ)

El 30 de mayo de 2022, la instalación autoinformó una falla en la cubierta del digestor al DEQ. Esto resultó en una descarga de material de desecho de “espuma” de la laguna del digestor. El personal del DEQ estuvo en el sitio el 30 de mayo, 31 de mayo, 3 de junio, 7 de junio y 23 de junio de 2022, confirmó la descarga y observó los esfuerzos realizados para contener la “espuma” contaminante. Durante las inspecciones del sitio, se identificaron rupturas en la cubierta del digestor y se observó la descarga del producto de espuma del digestor al entorno circundante. Se observó “producto de desecho de espuma” en las aguas superficiales del pantano Nahunta. DEQ no pudo proporcionar ni un volumen estimado de descarga del digestor, ni un volumen estimado de desechos que terminaron en las aguas superficiales. Según las comunicaciones con el personal regional de DEQ, a partir del 20 de julio de 2022, la descarga de espuma había cesado. No está claro dónde se depositó la basura. Fotos aéreas tomadas el 23 de agosto indican que la limpieza no está completa.

Cabe señalar que durante la inspección de rutina realizada por DEQ en febrero de 2022, se descubrió que la instalación no cumplía con los requisitos y hubo evidencia de una descarga, no informada a DEQ, que la instalación intentó cubrir colocando heno en capas sobre aproximadamente cuatro pulgadas. de la espuma, según informes del DEQ.

Mientras DEQ estaba respondiendo al digestor por la ruptura y el derrame de desechos de cerdo, cerdo muerto y espuma de desechos de alimentos esta primavera, la agencia estaba en el proceso de desarrollar el permiso general para los sistemas de digestor de desechos porcinos. Este permiso general se emitió el 30 de junio, seis días antes de la emisión de un Aviso de infracción a White Oak Farms por este derrame. Sound Rivers y muchos otros defensores ambientales, grupos comunitarios y residentes se han opuesto a este permiso general, dada la falta de garantías de que las instalaciones de biogás no contaminarán el medio ambiente o las comunidades circundantes.

Sound Rivers entiende que el personal de DEQ que realiza inspecciones de instalaciones industriales porcinas no ha recibido la capacitación adecuada en la inspección de sistemas digestores o lagunas cubiertas, y la oficina central de DEQ estaba al tanto de los problemas y preocupaciones repetidos identificados por personal de campo regional de DEQ.

Un área entre la instalación y Nahunta Swamp muestra evidencia del impacto del derrame masivo en la tierra circundante. (Sound Rivers)

DEQ no informó ni anunció este problema al público en general. La instalación publicó un aviso público en el periódico local que indicaba que “la descarga de espuma de aguas residuales de más de 15 000 galones ocurrió el 30 de mayo de 2022 y fue contenida el 31 de mayo de 2022” y que 37 400 galones llegaron a los humedales.

Con base en las inspecciones del sitio de DEQ después del 31 de mayo, la fecha de contención no es precisa, y la afirmación de la instalación de que solo se descargaron 37,400 galones es una subestimación grave. Según el autoinforme de la instalación al DEQ de julio pasado, afirmaron que se liberaron más de 3 millones de galones de espuma del digestor. También informaron que se recuperaron los 40,095 galones descargados en el pantano, lo que sugiere que se eliminó toda la contaminación por desechos del pantano. Sostuvieron que ningún desecho llegó ni fue limpiado con aguas jurisdiccionales.

IMPACTOS

En la parte sureste de la propiedad, se han talado árboles en el área afectada por la descarga. La sospecha, basada en fotografías aéreas históricas/imágenes satelitales, es que los árboles pueden haber muerto debido a una inundación por una descarga de espuma anterior no reportada o contaminación del agua subterránea.

Hay dos pozos de monitoreo de agua subterránea en la parte sur de la propiedad entre el digestor/laguna cubierta y el Pantano Nahunta. Las muestras de agua recolectadas de estos pozos muestran niveles extremadamente preocupantes de contaminantes presentes.

Entre el 27 y el 29 de mayo se produjo una muerte grande e inusual de peces río abajo del Pantano Nahunta en Contentnea Creek, desde Snow Hill hasta Grifton. No hay confirmación de que el evento de derrame y la muerte de peces estén relacionados; sin embargo, según el momento y la proximidad, se cree que las descargas anteriores en curso de esta instalación pueden haber contribuido a la muerte de peces.

Text translated by Ana Flores, ToxicFree NC.